SOBRE MÍ


MI HISTORIA


Me llamo Pablo Lapeña. Tengo 22 años y soy de Parla, una ciudad del sur de Madrid. Empecé en la música como empieza todo el mundo, con amigos a mi lado y la sorpresa de descubrir un mundo que cada vez me gustaba más.

Mi primera referencia llegó en 2013. Fue una maqueta titulada Vida(s) que se publicó con un libro de poesía: Panorama y Rendija. El libro, escrito por Carlos Lapeña Morón -mi padre, escritor reconocido dentro de su círculo- fue publicado por la editorial Adeshoras y supuso mi primer paso en el rap y en la poesía. Así fue como empecé a dar conciertos como un loco y moverme en ámbitos que, sin embargo, eran poco comunes para los «raperos».

Un tiempo más tarde -y con un segundo EP de por medio- publiqué una maqueta de 15 cortes titulada Mi Cuento (2015). La maqueta tuvo mucho trabajo detrás, y a pesar de que en ella sueno como puede sonar cualquier chaval de 18 años, a día de hoy sigo satisfecho con el trabajo y todo lo que aprendimos con él.

Ese imparable proceso de aprendizaje continúa a día de hoy.

He pasado un año viviendo en Islandia, trabajando en video-singles a la vez que estudiaba la carrera universitaria de Historia. Hoy, ya en Madrid, sigo dando forma a mi identidad como artista sin dejar de trabajar y sin dejar de enriquecerme en todos los aspectos de mi vida.


LO QUE HAGO


Hasta el momento he trabajado mano a mano con productores a los que admiro, y que son ampliamente reconocidos en el ámbito hispanohablante: Brainiac Beats, Big Hozone, Pablo Gareta, aiSHO, Rob Vendetta, Devakuo, C´MON!, Príncipe Palanca, Erick Hervé… Entre otros muchos, estos nombres son los responsables de gran parte de los discos que tengo en mi estantería, con los que he crecido como persona y como creador. Para mí es un auténtico privilegio haber podido trabajar con ellos.

Pero las satisfacciones no acaban ahí. Desde que empecé en la música he tenido la suerte de ser reconocido con varios premios a mi trabajo:

 

  • En 2013 fui seleccionado para participar en la final del Festival FESTEEN, organizado por Red Bull y Matadero Madrid. Volvería a ser seleccionado para actuar en este festival en 2015, presentado Mi Cuento.
  • También en 2015, mi trabajo fue seleccionado entre -literalmente- cientos de participantes en concursos como Leganés Con Ritmo o el Certamen de Jóvenes Creadores de la Comunidad de Madrid. En esta edición recibí uno de los mayores premios que he tenido la suerte de ganar: el premio a Jovencísimo Talento otorgado por el Ayuntamiento de Madrid (2015).
  • Un año después, en 2016, fui escogido entre más de 700 participantes para actuar en la final del concurso de bandas del prestigioso FESTIMAD, celebrado en Alcobendas, Madrid.

 


ODIO EL AUTOBOMBO


En serio. Se me da fatal venderme. Ni siquiera me gusta hablar de mi trabajo en ámbitos ajenos al profesional. Pero entiendo también la importancia de definir y vender esa identidad artística de la que hablaba antes.

La describiría como la de un artista(?) polivalente, que  lleva su trabajo a todo tipo de públicos y espacios. He actuado en conciertos íntimos acompañado de guitarra acústica, de guitarra, piano y coros, y también con DJ en el clásico formato de concierto de rap.

Me siento cómodo haciendo shows que abarcan el rap, el slam y el spoken word, pero también charlas, recitales y presentaciones que he realizado ante públicos de todas las edades: desde escuelas de primaria a talleres de jubilados.

He tocado en salas de conciertos, grandes escenarios de festivales, bares y pubs llenos de gente -y vacíos, claro-; pero también en auditorios, cafés, librerías, espacios abiertos y bibliotecas. Me siento cómodo en cualquier ámbito en el que haya un par de oídos escuchando. Baso mi trabajo en la transmisión de conceptos y emociones, de forma que cualquiera pueda disfrutar de la experiencia; desde el rapero adolescente al profesor jubilado.

Cuido lo que hago con profesionalidad, mimo y cariño. Lo tengo claro desde que empecé. Para mí…


…EL ARTE ES LO PRIMERO

(aunque no digo que mi trabajo lo sea).